Las automotrices nacionales atraviesan un proceso de incremento de producción que les está permitiendo incorporar nuevos turnos de trabajo para abastecer la demanda creciente del mercado local, y en particular el de exportación, acompañado de la concreción de inversiones y desarrollo de nuevos modelos.

Durante el primer semestre del año, la producción nacional de automóviles y utilitarios sumó 243.698 unidades, lo que marcó un aumento de 25,9% en comparación con los 193.580 vehículos del mismo período del 2021.

En una misma tendencia, entre enero y junio pasado se exportaron 140.049 vehículos, equivalente a una mejora de 29,8 % interanual frente al mismo lapso del año pasado cuando se despacharon 107.877 unidades.

A la espera de la sanción del proyecto de ley de promoción de inversiones en la industria automotriz, que contempla beneficios fiscales como la exención del derecho a la exportación hasta el 2031, las marcas vienen registrando un sendero creciente de fabricación y estiman cerrar el año en torno a las 500.000 unidades, todavía lejos del récord de 840.000 vehículos de 2013.

Este actual desempeño llevó a casi todas las automotrices a revisar al alza sus proyecciones de producción y, en consecuencia, a decidir la implementación de más turnos de trabajo, que en cada caso pueden representar entre 300 y 500 nuevos empleos, de alta capacitación y remuneración.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí